Método Lenoarmi

( SALUD + DEPORTE + EDUCACIÓN ) x  DIVERSIÓN  =

  LENOARMI

El nombre significa «Ley natural en orden y armonía», es decir, conocer la naturaleza de cada individuo, ponerla en orden y moverse con armonía.

El método Lenoarmi es un método de Dinámica y Relajación, es decir, enseña a moverte de forma relajada y a relajarte al parar: piensa en positivo, respira y relájate.

Lenoarmi® es un método, un concepto preventivo y un enfoque pedagógico aplicable en el seno de la familia, que se puede iniciar desde antes de nacer con la estimulación prenatal a través de la actividad corporal, tanto en el medio acuático como en el terrestre; con él, el placer y el juego son el estímulo para potenciar el desarrollo integral del niño y enriquecer el vínculo afectivo.

Escuela para padres:

Este concepto preventivo aplicado a padres quiere decir aprender a ir por delante del niño, conocer, tener la información suficiente y adecuada para poder detectar y canalizar a tiempo. Prevención es educar con visión de futuro, siendo conscientes de la importancia de las consecuencias que el presente tiene sobre el futuro del niño. Tras casi cincuenta años de experiencia, hemos observado que cada vez hay más padres que entienden y valoran el concepto de prevención aplicado en el seno de la familia. Son padres que entienden la educación como una obra de artesanía en la que hay que modelar y cuidar con especial delicadeza la emoción, la mente y el cuerpo del niño.

Lenoarmi acompaña, apoya, da herramientas y anima a los padres a que enriquezcan el tiempo que comparten con sus hijos mediante una actividad en agua o en tierra. Hablamos siempre de calidad, y menos de cantidad.

En la educación no podemos ir con un manual de instrucciones como si utilizáramos un recetario, ya que la educación empieza en la individualidad de cada niño. Lenoarmi aporta la información suficiente para comprender lo que entiende el niño, para conocer cómo interpreta lo que tiene a su alrededor, cómo vive el mundo que le rodea. El hecho de ir conociendo lo que el niño siente y piensa nos brinda la posibilidad de ayudarle a crecer más fuerte, capaz, feliz e inteligente. Lenoarmi proporciona a los padres las herramientas necesarias para que puedan vivir el día a día de forma saludable y para que, en un futuro, contemplen satisfechos el resultado de los esfuerzos realizados durante los primeros diez años de vida.

Padres, las herramientas están ahí, los planos de la casa también, pero sois vosotros los arquitectos y los constructores. Podéis empezar a construir desde los cimientos, desde el primer día de vida de vuestro hijo, o bien hacer como otros, que no le dan demasiada importancia y empiezan a correr cuando el niño no responde a sus expectativas. El esfuerzo de educar a un hijo desde el primer día es gratificante a largo e incluso corto plazo, pero evitar hacerlo acarrea graves consecuencias a largo e incluso corto plazo, ya que el esfuerzo será el doble. Como bien dicen algunos psicólogos: «Para ser padres basta con tener hijos, pero para desempeñar con competencia algo tan serio hay que formarse y prepararse. [...] La educación es como andar por un laberinto del que no todos saben salir airosamente, no porque no haya salidas, sino porque recorrerlo con éxito requiere ciertos conocimientos». (Miquel Silveira en su libro A educar también se aprende, pág. 15).

La prevención es una inversión de futuro, y ser padres es una decisión que implica responsabilidad.

Escuela para salud y bienestar:

Para el adulto, Lenoarmi es un entrenamiento para estar en forma, cuidar tu espalda y salir como nuevo. Aprenderás a estar mejor tanto a nivel postural como global.