Testimonios

“Excelente trabalho, nítido o desenvolvimento infantil e o profissionalismo dos professores. Vou tentar aplicar nas minhas aulas os exercícios propostos, amei ver os bebês fazendo aulas e mergulhando de diversas maneiras.
Até mais,”

Karla Gregolon Monteiro
21 enero 2014

“Una excelente forma de prepararse durante el embarazo y muy divertido cuando el pequeño empieza a nadar y bucear!”

Pol Escarpenter Maynés
23 enero 2015

“Excelente la atención y el ambiente tan familiar; nos sentimos los tres muy a gusto.”

Montse De Prades
4 febrero 2015

“Excelente ,La mejor actividad para Bebés ,mi Sarita disfruta un montón , papá y mamá también !”

Karina Edith
1 marzo 2015

“Me encanta!!! Durante el embarazo las clases me fueron estupendas y ahora empiezo con mi bebé las clases de piscina, les doy un 10 y los profesores y el equipo son lo mejor!!!”

Dina Moctezuma
27 mayo 2015

“Me encanta Lenoarmi, desde hace 8 años que lo conozco y todos los programas que he participado, han sido de una excelente ayuda, es una fortuna contar con este centro, ojalá hubiera mas Lenoarmi's..muchas gracias a todo el equipo y dirección!!”

Saget Klaud
20 Agosto 2015

"En la actualidad, se cumplen ya 30 años del momento en que entré en contacto con el método LENOARMI, a través de Noemí, que por aquel entonces, estudiaba fisioterapia en Alemania. Fue ella quien me fue introduciendo, poco a poco, en los principios elaborados por su madre, María Rosa Puigvert y fue tal el interés que ello suscitó, que una vez finalizados mis estudios de Ciencias Exactas y de Educación Física, decidí trasladarme a Barcelona y participar en el centro LENOARMI.
Durante dos años experimenté el método, tanto en las clases particulares, como en los grupos para profesores.
Enseguida comprendí que LENOARMI (Ley Natural En Orden y Armonía) era mucho más que un modo de mover el cuerpo, puesto que mediante el movimiento lenoarmizado, nos conectamos a nuestro auténtico ser y en consecuencia, se armonizan todas nuestras dimensiones: la física, la mental emocional y la espiritual.
El resultado es recuperar la salud y poder disfrutar de una existencia, placentera y feliz. Este es el reto para todo aquel que se acerca a LENOARMI.
Alcanzar esta conexión con uno mismo no es una tarea fácil en el mundo de hoy en día, en el que todo nos proyecta hacia el exterior: la apariencia, las posesiones materiales, la eficacia en el plano material…Se ha perdido la armonía entre el movimiento externo e interno de nuestro organismo.
En todas partes los síntomas de la desconexión son similares: stress, malestar y enfermedad. En mis conferencias suelo apuntar a la paradoja de que viviendo en sociedades de bienestar la enfermedad no deja de aumentar…
De mi experiencia con el método LENOARMI he desarrollado el concepto, “Felicidad en el rostro”, tomado del titulo de mi propio libro. Se trata de un concepto anti stress, para que la persona pueda reconectarse a si misma, y en esta medida, sentir su propia libertad.
En Alemania, tanto el libro, como las clases y talleres que imparto para grupos, así como en las conferencias que doy para ejecutivos de la banca y de la empresa, y por supuesto, en las terapias individuales en mi consulta, este concepto de “Felicidad en el rostro”, tiene un enorme éxito.
(www. glueck-im-gesicht.de)
La gran diferencia con la multitud de fitness que existen en el mercado, es que con LENOARMI, la persona crece y avanza en todos los aspectos de su vida.
Dos veces al año, vengo a Barcelona para encontrarme con Noemi, reciclarme y juntas, intercambiar experiencias e introducir nuevas propuestas. También aprovecho la estancia para dar algunas sesiones a niños y adultos, ya sea de prevención o de curación.
Por último, me gustaría añadir que nada más entrar en el Centro LENOARMI, te sientes acogido como persona y nunca como un cliente más o un simple número.
Por todo ello, quiero dar testimonio de mi gratitud a la creadora del método LENOARMI, María Rosa y a su hija Noemí que tomó el relevo con un renovado impulso, del que nos hemos beneficiado en Alemania, yo misma y todos aquellos a los que yo atiendo.
GRACIAS!!!"

KARIN SMEETS
Diciembre 2015

"Me parece interesante y necesario."

Paloma Peñalosa Rubio
20 junio 2014

"Son geniales."

Rosa Mari Garces
6 diciembre 2013

"¿Qué ha significado Lenoarmi para mi? Muchas cosas y todas buenas desde 1975, cuando tenía 14 años y estaba recién salida de una operación. Tengo una parálisis cerebral que me afecta principalmente a las piernas y acababan de operarme de la pierna derecha.
Mi médico me recomendó venir a Lenoarmi a la piscina. A los pocos días empecé las clases. Era un mediodía, nada más salir del colegio. Llevaba un traje de baño verde y un gorro blanco y tenía un aspecto tan horroroso que cuando me vi en el espejo de la sala de abajo con aquel disfraz, me entraron unas ganas locas de salir corriendo. Claro que no podía hacerlo, pues apenas podía andar y menos todavía correr.
Podéis haceros una idea de lo mal que estaba si digo que mi madre se empeñó en quedarse sentada en el banco durante toda la sesión. Le debió gustar porque no se puso nada nerviosa. Allí estaba yo sola (sin contar a mi madre) con una profesora que me pareció muy simpática.
Y fueron pasando los años y seguí aprendiendo Lenoarmi.
Lenoarmi es como un comodín de la baraja, vale para todo."

Irene Beltran
Alumna desde 1975
Diciembre 1996

"En la actualidad podemos hablar de tres niveles de la práctica deportiva:la alta competición o de élite, que sólo unos pocos pueden alcanzar; el de base o deporte para todos, muy extendido y sin duda, muy beneficioso, y un tercero: el movimiento. Ésta es una práctica básica que ha tomado fuerza en los últimos años, aunque Mª Rosa ya hablaba de ello en 1968. Ella planteaba ya entonces como es preciso aprender a vivir con nuestro cuerpo, a estar en armonía con él, y para ello sólo hay un camino: conocerlo mejor.
Los movimientos que Mª Rosa planteó y que su hija Noemí ha actualizado, son la base para alcanzar esa calidad de vida a la que todos aspiramos y, sobre todo, mantener una forma física saludable que combata las prácticas sedentarias que el trabajo nos impone.
Durante muchos años, Maria Rosa ha explicado sus conocimientos a miles de practicantes a través de una Escuela de Educación Física que hoy su hija Noemí Suriol continúa con fe e ilusión en "Lenoarmi", divulgando la necesidad del entrenamiento corporal como forma de conseguir la relajación."

Don Juan Antonio Samaranch.
Marqués de Samaranch.
Presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional.
Mayo 2003

Us volia comentar es que vam gaudir molt la setmana passada de poder veure a la nostra filla “en acció”, i sobre tot el com ha avançat en aquests mesos amb vosaltres. Moltes gràcies per la feina que feu perquè a més de fer-la bé la feu amb bona dedicació i carinyo i això els nens, que no tenen filtres, ho noten! la Camil·la va molt contenta a la seva classe de natació! si us plau fes extensiu el nostre agraïment a la resta de l’equip i a les mestres…

Mamá de Camil.la
Juny 2016

Pasan los años y los bebés crecen...En Lenoarmi celebramos cada día nuestros 50 años de experiencia y 12.000 bebés que han pasado por nuestra piscina creciendo con nosotros. Muchas son las historias que cada uno de estos bebés nos pueden contar.
Hoy Sonia nos ha mandado su historia y se lo agradecemos de todo corazón.
Sonia empezó a los tres meses sus sesiones en Lenoarmi. Su abuela Ulla fue de las primeras abuelas que asistía cada semana con su nieta: con amor, firmeza y paciencia le enseñó a nadar y lo más importante: jugaban juntas y se divertían. Actualmente Sonia sigue disfrutando del agua, pero esta vez de forma profesional.
Ella nos cuenta: "Aunque yo era muy pequeña quedaron grabadas en mí, de forma innata, unas habilidades en el agua que me resultaban fáciles. Me salen sin aprenderlas y de una forma muy natural. Este contacto tan temprano con el agua en Lenoarmi han dejado una huella en mí, no sólo en cuanto a mi relación con el agua, sino también una vivencia entrañable con mi abuela, que fue quien se ocupó de mí para que yo creciera nadando en Lenoarmi"
Uma y Sonia.
Noviembre 2016

Mi paso por Lenoarmi, Centro de educación integral.
Desde muy pequeña necesité reeducación psicomotriz y tenía escoliosis con lo cual, mis padres me llevaron a los mejores centros de Barcelona. En uno de ellos me indicaron hacer dos horas cada día en casa con mi madre y repetir sin sentido una y otra vez una serie de ejercicios.
Aquello para mí -y para mi madre- era una tortura ya que dos horas al día es demasiado tiempo para que una niña y a esa edad está en pleno descubrimiento de la vida y lo que necesita es jugar e interrelacionarse. Con este método -un método americano que ni recuerdo el nombre- ni me relacionaba con otros niños de mi edad ni era un espacio donde compartía una experiencia positiva con mi madre ya que recuerdo en la expresión de su cara de cansancio. Realmente para mí era muy estresante porque al llegar del colegio tenía que hacer las dos horas de ejercicios y luego mis actividades extraescolares, los deberes etc.
Todo cambió cuando empecé en Lenoarmi. Allí me relacionaba con niños de diferentes edades y fui combinando el método Lenoarmi con clases de natación. Sin darme cuenta, de una manera totalmente lúdica hacía los ejercicios que llevaba haciendo sola con mi madre en casa y lo que era una tortura se convirtió en un placer.
El método Lenoarmi es un método muy especial donde se integran diferentes disciplinas como el yoga, pilates, hay parte dinámica y cada clase tiene un título y temática diferente, todo ello, cuadrado con la música y donde los ejercicios se van interrelacionando, nunca se corta de golpe, son secuencias. Tampoco se utiliza material adicional como pesas que puedan aún sobrecargar más a la persona que fortalecerla, o si lo hay , suelen ser pelotas o cintas. Se trabaja mucho en grupo y en parejas, aprovechando la resistencia de la otra persona o con la espaldera, donde el profesor que suele ser fisioterapeuta, además de otras disciplinas complementarias, corrige de manera individualizada y está al mismo nivel que los demás (no hay una tarima donde se ha de copiar al profesor.) Los últimos minutos de la clase son siempre de relajación en el suelo con las luces apagadas. Como veis, ninguno de estos elementos recuerdan a una clase de rehabilitación.

A parte, la directora fundadora del momento – Rosa María Puigvert- siempre nos venía a saludar con su chandal y con su característica vitalidad. El ambiente siempre era muy familiar y en Sant Jordi, Jordi Suriol siempre nos daba caramelos. A final de curso siempre habían campeonatos y medallas donde se nos premiaba por el trabajo bien hecho y meriendas. Más bien el ambiente era más festivo que médico.
Con todo ello, mejoré notablemente mi psicomotricidad y mi espalda, y a los 14 años lo dejé temporalmente por sobrecarga del colegio.

A los 21 regresé, ya sin campeonatos ni medallas pero también disfruté muchísimo. Hace unos años lo volví a dejar por incompatibilidad horaria y fui incapaz de darme de baja, mi madre lo tuvo que hacer por mí dejando muy claro que siempre seré una chica Lenoarmi. Aún así, sé que también volverá a ser temporalmente. ¿Cuánto tiempo? No lo sé.

Realmente le estoy muy agradecida a María Rosa Puigvert -allá dónde esté- por ser una pionera y descubrir este método y a su sucesora Noemí Suriol como directora actual por creer en otras técnicas más holísticas y ver al ser humano en su totalidad: con sus emociones, estado de ánimo y enfocar la reeducación como algo saludable y divertido a la vez. Gracias.

Clàudia Martínez Llobet

Psicóloga (nº col.18228)

Especialista en Terapia Breve Estratégica y Musicoterapia
Enero 2017