IMPORTANCIA DE FORTALECER LOS PIES DE LOS 0 A LOS 4 AÑOS

Los pies son la plataforma móvil que nos conecta y nos permite la adaptación al terreno para dar el paso. Esta adaptación del pie sobre la superficie es posible gracias a su complejo diseño multiarticular. Dotado de múltiples estructuras en conexión con el sistema nervioso, recibiendo y reaccionando, según la información producida por los diferentes estímulos del tipo de terreno, de la inclinación, de la temperatura, de la vibración,... y así mantener el equilibrio.

El pie forma parte de nuestro sistema de equilibrio, por tanto es fundamental desde el inicio que prestemos atención de una  correcta amplitud de movimiento y alineación con el resto del cuerpo.

Hay que estimular el pie desde el inicio por su correcto desarrollo.

¿Cómo lo podemos hacer?

• Antes de empezar a andar, con masaje, estimulando el sentido del tacto, iniciando con caricias.

• Cuando empieza a gatear y a impulsarse, poner algún elemento de juego u objeto. Jugar con él despertando la curiosidad y el cambio de postura. Favorecer el gateo es positivo.

• Cuando ya se empieza a poner derecho, no tener prisa para poner un calzado excesivamente rígido, sino que permita el normo movimiento del pie sin sobrepasar el tobillo. Dejando que el niño vaya tomando seguridad, experimente y encuentre su equilibrio desde el centro de gravedad del cuerpo. Poco a poco.

• Cuando ya anda dejar que siga notando y sentido varios sensaciones, descalzos a ratos. Sobre el césped, tierras de arena de diferente grueso, que supere obstáculos, desniveles, escaleras...(teniendo en cuenta su seguridad)

• Muy importante evitar los caminadores.

Hay que permitir y favorecer cada una de las fases del niño respetando su ritmo, sin acelerarlo. De este modo favorecemos el desarrollo natural psicomotriz , la integración de los reflejos primitivos por la maduración y desarrollo del sistema nervioso.

Comparte